Una oportunidad única para los que buscan un estilo de vida diferente.

NEWS

3 de abril de 2017

Acciones cotidianas que ayudan a la sustentabilidad

Nota 1
  • Okey…! hoy no tenemos ninguna casa o edificio costoso donde contemos como se hizo y los beneficios de su construcción sustentable para con el planeta. Hoy te traemos algunos simples tips y recomendaciones que te ayudarán a ahorrar y a cuidar el planeta. Algunas acciones cotidianas que ayudan a la sustentabilidad.
    1. Reducir el consumo de baterías. Seguramente comprar una pila o batería recargable sea más caro que comprar pilas comunes, pero comprando recargables sólo gastarás una vez y ayudarás al medio ambiente, ya que que las pilas desechadas tardan muchos años en desintegrarse y los metales mezclados con el medio ambiente contaminan el agua y el aire. Y si tenéis pilas descapotables, llevalas a algún depósito que las acumule, así se evita que el plomo tenga contacto directo con el suelo y se corra un riesgo que afecte el ambiente.
    2. Utilizar ropa vieja para trapos de limpieza. No compres franelas, trapos, gamuzas, entre otros. La reutilización de productos no sólo sirve en función de el reciclado, sino también reduce el consumo y la producción, disminuyendo el impacto sobre el medio ambiente.
    3. Cuida el agua. Si vas a bañarte no hace falta permanezcas 10 minutos bajo la lluvia de la ducha, de 3 a 5 minutos son suficientes para sacarte la suciedad del día. Otro consejo: cerrar la llave del agua mientras te lavas los dientes, la canilla de la manguera cuando termines de regar y lavar el auto.
    4. Con la basura. Podés separarla en orgánica, (desechos naturales y plantas), inorgánica (papel, cartón, vidrio, plastico y metal) y desechos sanitarios. Compactá los envases todo lo que mas puedas para usar menos bolsas. Y no compres bolsas en el super para la basura, reutilicemos las que ya tenemos. Es cierto, en Córdoba y Argentina casi no se clasifica la basura, pero separando aunque sea la “basura seca” esa ayudará a la separación posterior en los basureros.
    5. A la hora de cocinar o calentar agua tapá los recipientes. Además de reducir el tiempo de preparación de los alimentos o de lo que se caliente, significa un ahorro en el consumo de gas, lo que a su vez representa menor combustión en el ambiente.
    6. Todos los electrodomésticos que no uses, DESCONECTALOS. Los electrodomésticos y otros aparatos consumen energía al estar conectados a la toma de corriente, incluso, cuando se encuentran apagados. Desconectarlos representa un ahorro de energía eléctrica considerable que puede ser aprovechada en otras acciones.
    7. Con los focos pasa lo mismo que con las pilas.  Cambiá las lámparas por focos ahorradores. Los focos de bajo consumo son más caros, pero las bombillas convencionales consumen mayor cantidad de electricidad.
    8. Volvamos a los años “retornables”. Evitá la compra de agua embotellada. Es mejor adquirir un recipiente que se rellene diariamente y se pueda llevar sin problemas a la escuela o el trabajo. No comprando bebida embotellada reduciremos la producción embases  y, por lo tanto, de basura que contamina las calles y representa un problema en época de lluvias.

    Fuente: El Cronista | Segunda Llamada | Cultura Colectiva