Una oportunidad única para los que buscan un estilo de vida diferente.

NEWS

19 de septiembre de 2016

Pisos flotantes, estilo y durabilidad para tu casa

Confort

El piso flotante es un tipo de revestimiento que se coloca sin pegar, clavar, ni atornillar. Se apoya sobre cualquier superficie (suelo o muros), siempre que sea lisa y firme.

Entre sus características principales se encuentran que tienen un espesor de entre 8 y 15 milímetros, lo que permite no tener que levantar el piso existente para colocarlo. Hay distintas calidades que definen su grado de dureza y resistencia al desgaste, como su reacción ante manchas, rasguños y quemaduras. Es apto para lugares que cuentan con loza radiante. Y no se decolora con la luz del sol.

Este tipo de pisos está compuesto por cuatro capas. Overlay: es la superior y está formada por resinas especiales que crean un laminado brindando durabilidad y resistencia a la abrasión. Laminado o melamina: es lo que le da la terminación. La primera es una chapa de madera, y la segunda se trata de una imitación de madera en alta resolución. Sustrato: es el cuerpo del piso y se compone de MDF o HDF con tratamiento antihumedad. Lámina estabilizadora: es una lámina de balance que provee apoyo y estabilidad al piso y funciona como una capa anti-humedad.

En cuanto a su colocación, las tablas van machihembradas sobre una manta de poliestireno. Luego de su instalación, no necesitan ser pulidas ni plastificadas.

VENTAJAS

– Son resistentes, de gran duración y de fácil y rápida instalación.

– Pueden ser transitados inmediatamente después de haber sido colocados.

– Resultan buenos aislantes térmicos y acústicos.

– Por su composición, resultan ecológicos.

– Son fáciles de limpiar.

– Son antideslizantes.

2 image36241 of pisos_flotantes_1

Fuente: Ideas para construir | Casa Living | Telva