Una oportunidad única para los que buscan un estilo de vida diferente.

NEWS

10 de agosto de 2017

Conseguir un rincón agradable y funcional para trabajar en casa es posible

Los nuevos tiempos traen nuevas versiones de hogar, donde el trabajo desde casa es una realidad. Crear un espacio agradable y cómodo es fundamental para rendir más.

Te dejamos algunos tips para montar una oficina en casa.
Para lograr un adecuado espacio de trabajo es importante que elijas un espacio apartado del movimiento cotidiano, en lo posible con buena luz natural. Si no encontramos un ambiente independiente que resulte adecuado, siempre existe el recurso de los muebles multifunción, que pueden mutar de escritorio a mesa de comedor, plegarse o trasladarse sin complicaciones.
Lo primero es definir el lugar
Si debemos compartir el espacio con otras funciones –un rincón de un comedor amplio, un living o un dormitorio, por ejemplo– es bueno sectorizar con un biombo o algún tipo de mueble con estantes, cajones y puertas para cubrir todas nuestras necesidades de guardado. Otra forma de dividir un ambiente es utilizar placas de yeso para crear una pared con estantes y nichos de forma rápida y limpia.

oficina-en-casa-3-640x640
Elegir el tipo de mobiliario
El diseño de los muebles, mas allá de seguir razones estéticas, debe obedecer a un criterio de funcionalidad que nadie mejor que nosotros puede definir. En muchos casos será necesario encargar muebles a medida que, si bien pueden resultar caros, nos permitirán sacar partido de rincones difíciles.
Se deben buscar materiales resistentes, livianos y fáciles de limpiar (muchas veces ese escritorio también se usa como mesa). Lo más utilizado hoy en día es el MDF laminado.
Considerar los lugares de guardado
Reflexionar sobre nuestra forma de trabajar es indispensable para decidir la manera más eficiente de ordenar nuestros elementos de trabajo. Los recursos son muchos: muebles esquineros, cajones para quitar de la vista todo lo que indefectiblemente queda desordenado o estantes regulables que se adaptan a diferentes situaciones.
Una buena idea es armar una biblioteca hecha de módulos independientes que combinen estantes, cajones y puertas.

oficinas_diseño_creatividad49
Maximizar el espacio
Las cajoneras tipo módulos con ruedas giratorias nos permiten acomodarlas debajo de un escritorio y, al sentarnos a trabajar, correrlas para usarlas como mesa auxiliar. Todo rincón vale para colocar estantes, por ejemplo, un sector de pared entre el marco superior de la puerta y el techo. Si hemos instalado el escritorio usando algún nicho de la biblioteca, el fondo puede ser un buen lugar donde colocar un panel de corcho o de metal donde colgar notas y recordatorios.

Y por último contar con una disciplina de trabajo también ayuda. Cuando se trabaja en casa la tentación vive en forma de heladera, tareas del hogar, etc… ¡No caigas en ellas!

Fuente Espacio Living

Fuente: