Una oportunidad única para los que buscan un estilo de vida diferente.

NEWS

26 de marzo de 2017

Trucos para mantener caliente tu casa en invierno

trucos1

Algunas maneras baratas, caseras y sin tecnología de mantener tu casa calentita para el próximo invierno.

1. Papel de aluminio.
Una forma de evitar la pérdida innecesaria de calor de los radiadores, en particular de los que están anexos a muros exteriores, es utilizar el calor de reflexión del papel de aluminio detrás del sistema.
Esto evita que el calor desaparezca a través de la pared al reflectarlo de vuelta a la habitación. Existe papel de aluminio especialmente diseñado para este propósito.

2. Cortinas gruesas
Son una de las principales formas de proteger su casa de la pérdida de calor a través de las ventanas. Una opción más barata puede ser un forro térmico para que las cortinas que ya tengas. “Mientras más grueso, mejor”.

3. Luz del sol
La luz natural es gratis y ayuda bastante. Es importante tratar de utilizar la mayor cantidad de calor natural, a través de la luz solar. Esta medida es más que barata: es gratis.
Las persianas y cortinas deben mantenerse abiertas durante el día. Pero una vez que el sol se pone, cierre las cortinas. Así lograrás maximizar el potencial de tu casa para retener ese calor.

4. Tapar pequeñas corrientes de aire
Si por casualidad tenés buzón de cartas en tu casa y este está incrustado directo en la pared que da al exterior, queremos que sepas que por ahí entran corrientes de aire; poné una barrera adicional de “cepillo” en este orificio. Lo mismo ocurre con las cerraduras, que pueden ser protegidas con una tapa circular sencilla que se desliza por encima, especialmente útiles para las cerraduras antiguas, más anchas.

5 . Muebles encima, pero nunca frente a los radiadores
Tratá de evitar la colocación de muebles grandes en frente de los radiadores. EL sofá, puesto frente al radiador, absorbe su calor.
Lo que sí es aconsejable poner es un estante encima del radiador, especialmente si tenés tiene techos altos. Estos ayudan a canalizar el calor.
Pero es importante no colocar las cosas en el propio radiador, podés poner una repisa encima, que detenga la elevación del aire caliente.

6. Ajustar termostatos y cerrar habitaciones desocupadas
Es un mito que mantener la calefacción encendida todo el día es mejor. Es mucho más eficiente ajustar los termostatos.
Si hace mucho frío, el temporizador debe ajustarse para prender antes la calefacción, en lugar de girar el termostato para calentar la casa rápidamente. Y si de concentrar el calor se trata, cerrá las piezas que no uses..
Mantener las puertas cerradas evitará que el aire frío se mueva hacia el resto de la casa y contendrá el calor que hayas generado en un área más pequeña.

 

Fuente: BBC